Resaca

No una gran resaca, pero me acordé que mi límite de alcohol no está deteminado por el estándar social de los adultos contemporáneos.

También me acordé que necesito de la plática.

También que soy un pendejo emocional.

También que (ahora sí) A lee esto.

 

El jueves me fuí a echar unas cuantas cheves con un par de compañeros de la carrera. Muy buenos amigos, aunque nos hemos distanciado. ¿Por que en jueves? No lo se.

Necesitaba mandar el mundo al carajo un rato, pero no llego a ese nivel de alcoholización, nomás me puse nostálgico.

 

Hoy es sábado y ayer traje una jaqueca molona, no precisamente dolor de cabeza, durante medio día.

2 comentarios

Entradas populares