De lo aprendido…

Print

Vivaerobus tiene peores asientos que cualquier camión urbano. En palabras de uno de mis conocidos en este viaja: Es una linea de bajo costo, pero de alto precio.

En Monterrey no saben hacer tacos. (Alguien vendrá por aquí diciendo que sí, que en una esquina perdida de sabradiosdonde hay unos buenísimos. Pero yo he probado los tacos de 5 puestod y  los mejores estaban apenas comibles)

Siempre hay que asegurarse de que el autobús vaaya directo.

El soccer es el que apendeja a este país. En el norte rifan el basquet, el americano y el beis y ni se agüitan por la violencia, ni se caen las inversiones, ni tratan su ciudad como si fuera rentada. A pesar de las cosas malas que (sí) les están pasando muy cerquita, no se amdrentan, no huyen, no corren a las faldas de papá gobierno… Siguen trabajando, siguen manteniendo una ciudad limpia y en crecimiento. Para ellos, mis respetos.

Con este chisme de la crisis, nos están tratando cada día menos como artistas y más como sabelotodos, cada entrega se complica más y, en el mejor de los casos, el mas apto sobrevivirá. Los clientes se estan profesionalizando, han hallado las vías para hacerse de consultores que los dejan listos para tomar decisiones muy bien informadas. Nuestros márgenes de despilfarro se reducen, pero se reducen en la medida en que la creatividad permite llenar vacíos que se basen en la excelencia en la ejecución y la innovación.

Me aventé un buen de kilómetros en estos días, pero siento que no fueron meros metros, no fue pura distancia, me siento más ancho, mas largo y mejor. Buen viaje.

A, por otro lado, se las vió más complicadas y además se nos enfermó. No es fácil trabajar y atender dos niños por mas que la familia ayude. Para ella (ya se lo dije): todo mi agradecimiento, pero (y esto no se lo he dicho a la hora que estoy escribiendo) también toda mi admiración.

Esperen más días de sequía por este bló.

2 comentarios

Entradas populares