Drogas, Japón, Autoestima…

Me preguntan en dónde estaba mientras mi hija se convería en drogadicta, dice una madre entrevistada, estaba aquí. Estaba intentándolo… Para alguien que no ha tenido un hijo drogadicto sería imposible de entender. 

La serie de HBO.com está fregona. Trata la drogadicción desde las causas hasta los tratamientos y la estigmatización de los pachecos, aka drogos.
Veánla por acá por que no lo halle en youtube
También decía en el documental un experto que 'adiccion es la elección desesperada de algo que nos hace daño.'
***
Hoy veo un feo powerpoint de Japón con cerezos y geishas —y una música MIDI odiosa que a algún pobre idiota se le ocurrió que era japonesa—. En la presentación se ve convivir los templos con los edificios, lo antiguo con lo moderno, lo espiritual con lo comercial, lo tradicional con lo innovador. No tienen pedos por que todo eso es japonés, como ellos. Ellos y la suma de todo lo que está a su alcance es japón.

***

Luego, llego a mis conclusiones inútiles:


Los mexicanos como promedio pueblo carecemos de autoestima. No en lo personal, sino en lo colectivo. No entendemos México, a pesar de nuestras teorías. Nunca superamos la conquista (me pregunto si a todos los países que alguna vez fueron colonia les pasa lo mismo). Creemos en los ídolos aztecas de calendario de taquería que dibujó el señor ese. Queremos creer que fuimos conquistados por lo peor del peor país de Europa (inserte aquí un chiste de gallegos). Luego, extrañamente, decidimos seguirnos atormentando por lo perdido.
En primer lugar no lo perdimos, por que no era nuestro, lo que ahora vemos como residuos de la cultura Mesoamericana era, sí, muy vistosa, pero eran formas de manipulación militar-religioso, formas de poder absoluto desligadas totalmente del pueblo al que mareaban con sacrificios y juegos de pelota y edificiotes en forma de pirámide y harto efecto especial para que cultivaran las tierras y se diera de comer a todos con el trabajo de todos, en las tierras de todos, pero siempre con agradeciendo de antemano al señor/gobernante/dios. La cultura popular estaba en otro lado; no en la pirámide.
Estamos en época de campañas electoreras (las intermedias del 2009) y tenemos que ir a votar por un montón de vividores a los que hay que agradecerles por que ellos sí trabajan por nuestro bienestar, por que sus iniciativas son las más mejores o por que ya les toca volver al poder. Pues no, ni madres. Necesitamos más que eso, necesitamos servidores públicos íntegros, inteligentes e innovadores. De verdad, no en papel.
Yo anularía mi voto, pero perdí mi credencial.

México , no es la impasividad del Indio de Guelatao, no es el baile de los matachines entrando a Zapopan el 12 de octubre, no es Carstens, ni Fox, ni la señora que tortea nixtamal de Maseca® más horas de las necesarias en su casa de block boiclimáticamente ajena a su verdadera casa que es la selva… Y sí es, es la suma de todo lo dicho y lo no dicho.
Es hora de hacer volar ediciones sun-rise, de olvidarnos de lo que fue (por que no nos ha servido), de partidos, ideologías, clases, sindicatos, historias mochas (y mochadas). Es hora del caos y de la Reinvención de MX.

***

¿Se entendió la relación entre las premisas y mi pobremente argumentada conclusión?
¿No? No es su culpa, así funciona mi cerebro. BZZZZ, BZZZZ
Rodión, out


Comentarios

  1. esa es otra cualidad mexicana, mirarse y rechazar cualquier intento de autocompasión...
    ¿como pasamos de Rubas a Rodión? Es un later ego? un amigo imaginario? Un heterónimo? Una mentira?

    Podrías ser el indio del calendario azteca, super holigud

    ResponderEliminar
  2. /ajijos/ ¿fue porra o reclamo?

    Rodion es mi ego con esteroides... Nunca se va, nomás tiende a crecer.

    ResponderEliminar
  3. Porra mi querido Rodion azteca, porra y no del marinero.

    muack

    ResponderEliminar
  4. ¿muack? ¿de verdad? mejor una opinión... ;)

    ResponderEliminar
  5. Mi vido! Me encanta lo que escribes, nunca es lo que Una espera, nunca es lo mismo, es inteligente y sí, dado que sólo tenemos un dibujo de ti, es bueno imaginarte como el Indio del calendario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Yo miento, tú mientes, él miente...

Entradas populares