El Camerón

(Va de sueños hollywoodescos.)

No se que es lo que está pasando, llevo a un pasajero silencioso a mi lado y tu cadaver en la cajuela del Taxi. Justo al enterrarte en el desierto me entero que no te importaba la pobreza, que de hecho estabas orgullosa de mí, un chofer de Taxi. Que por mi habías inventado a este heroe taxista con perro patiño salvando pequeñeces en la ciudad. El cómic que creaste lo atestigüa. Nunca supe si El Camerón era el perro, el taxi, el equipo o yo. Hubiera querido saber más de tí.

FLASHBACK

Eramos una pareja pobre. Hoy llegaste con una bebé, la rescataste de tu trabajo en la Casa Cuna, es una niña, envuelta en una cobija azul. Apenas se mueve. Ya tenemos dos hijos y no se como le vamos a hacer.

FLASHFORWARD

Terminamos la tumba. El hecho de que haya un bar cruzando la primera loma que tomamos rumbo a la nada debe ser la respuesta más lógica a abandonarlo todo. Que sea un stripclub perdido en la carretera mas polvorosa y abandonada en donde sólo se reunen quienes huyen de lo que sea, sólo es una ventaja.

Dos tragos después ya trabajo en el lugar. Diez meses después soy el gerente todopoderoso del tugurio. Algo así como un año después y una Plática Esclarecedora® con la matrona estoy listo para ir a buscar a mis hijos. A rescatar el taxi. A cerrar el club que ahora era conocido como El Camerón y salir a rescatar a mis hijos de las manos de un maloso indefinido.

3 comentarios

Entradas populares