Encuentre las 10 diferencias

ica_retro_series-500x706

1984:

Si había esperanza, tenia que estar en los proles porque sólo en aquellas masas abandonadas, que constituían el ochenta y cinco por ciento de la población de Oceanía, podría encontrarse la fuerza suficiente para destruir al Partido. Éste no podía descomponerse desde dentro. Sus enemigos, si los tenía en su interior, no podían de ningún modo unirse, ni siquiera identificarse mutuamente. Incluso si existía la legendaria Hermandad — y era muy posible que existiese — resultaba inconcebible que sus miembros se pudieran reunir en grupos mayores de dos o tres. La rebeldía no podía pasar de un destello en la mirada o determinada inflexión en la voz; a lo más, alguna palabra murmurada. Pero los proles, si pudieran darse cuenta de su propia fuerza, no necesitarían conspirar. Les bastaría con encabritarse como un caballo que se sacude las moscas. Si quisieran podrían destrozar el Partido mañana por la mañana. Desde luego, antes o después se les ocurrirá. Y, sin embargo...

2009:

La esperanza debe estar fuera de los partidos, que no van a atacarse desde adentro, por lo menos no para renovarse hacia un mejor camino para el país, cuando mucho la harán para colocarse en el trono des senescal y atascarse.

La fuerza de la sociedad está en lo puramente social. Los demás son servidores de ésta y se merecen a ésta, y si se portan bien hasta un sueldo les andamos rescatando.

1984:

Winston (ante el tironeo de unas cacerolas) las miró con asco. Sin embargó, ¡qué energías tan aterradoras había percibido él bajo aquella gritería! Y, en total, no eran más que dos o tres centenares de gargantas. ¿Por qué no protestarían así por cada cosa de verdadera importancia?

Escribió: Hasta que no tengan conciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Éste es el problema.

2009:

Que si el voto nulo no sirve por que no se constituye dentro de una ONG con manifestaciones y pancartas como las que han usado los gritones (y saben manejar los partidos) hasta ahora. Pues eso, no saben en donde están parados, ni nosotros lo sabemos, pero el primer paso es dar el primer paso. Llámenle paradoja o ironía, es lo que es, será cuando lo sea.

1984:

En realidad, se sabía muy poco de los proles. Y no era necesario saber mucho de ellos. Mientras continuaran trabajando y teniendo hijos, sus demás actividades carecían de importancia.

2009:

La cultura pop no refleja a la sociedad por que no es necesario explicarla para que los que vivimos dentro de ella tengamos las armas para entenderla.

1984:

El duro trabajo físico, el cuidado del hogar y de los hijos, las mezquinas peleas entre vecinos, el cine, el fútbol, la cerveza y sobre todo, el juego, llenaban su horizonte mental. No era difícil mantenerlos a raya. Unos cuantos agentes de la Policía del Pensamiento circulaban entre ellos, esparciendo rumores falsos y eliminando a los pocos considerados capaces de convertirse en peligrosos; pero no se intentaba adoctrinarlos con la ideología del Partido. No era deseable que los proles tuvieran sentimientos políticos intensos. Todo lo que se les pedía era un patriotismo primitivo al que se recurría en caso de necesidad para que trabajaran horas extraordinarias o aceptaran raciones más pequeñas. E incluso cuando cundía entre ellos el descontento, como ocurría a veces, era un descontento que no servía para nada porque, por carecer de ideas generales, concentraban su instinto de rebeldía en quejas sobre minucias de la vida corriente. Los grandes males, ni, los olían.

2009:

Un chupa cabras, dos avionazos, un incendio, un michoacanazo, veinte torneos cortos, incontables penales fallados, una crisis alimentaria (que no pegó) y un influezazo más tarde: Henos aquí.

__

Por si necesito explicarlo: 1984 son citas del libro del mismo nombre de George Orwell en específico del capítulo VII. Me está gustando el libro. :)

anulare

 

Imagen de arriba por Shepard Fairey, la de abajo por Clement. pero ya lo sabían, ¿a que sí?

2 comentarios

Entradas populares