Rosenberg / Coulón / Índigo… Y otros triángulos pasionales

Intentando resucitar cabildeos.wordpress.com

‘Ora resulta que Rosenberg estaba follándose a la hija de su cliente. Que dice índigo que por eso se lo echaron… Específicamente dicen que ponen a disposición de Guatemala los documentos en su poder para ver si les ayuda a abrir una nueva línea de Investigación.

¿Como que carajos puede tener que ver si el señor le daba hasta por las orejas a la señora?

¿Se supone que Coulón sintió celos y armó tremenda matazón al leer los SMS melcochogénicos que se intercambiaban los señores?

¿Que pedo con los abogados? ¿No deberían ser paladines de la palabra, esgrimirla con maestría, manejarla a su antojo? Pinches mensajitos… hasta Carlos Cuauhtémoc Sánchez se sentiría apenado de reconocer su autoría. Cursilería Infame

¿Hay algo que les haga pensar que Rosenberg, además de cobrar en cuerpomátic sus honorarios de abogado de la familia, perdía o ganaba algo respecto al caso cogiéndose a la ahora occisa?

No entiendo que línea se puede abrir además de ser un buen chisme mediático.

Cuando murió Paco Stanley, supimos todo de su sórdida vida, de los asesinos nada.

Entiendo que haya que investigar a las víctimas (que se tienen, por decirlo de alguna manera, físicamente) para llegar a los culpables (que son tan reales como la vida del gato de Schrodinger). Entiendo el proceso, pero no entiendo que se queden clavados en desmenuzar y hacer públicas esas partes de la vida de las víctimas sin llegar a nada en concreto. Sin tener, siquiera, la intención; vamos.

Es como defender a Zelaya, es lo correcto, pero a un lugar oscuro nos llevará.

3 comentarios

Entradas populares