Difícilmente lo vale (Post Robado)

En casi cualquier campo, hay un montón de trabajo puesto en el último diez por ciento de calidad.

Llevar tu puntaje de golf de 77 a 70 es mucho mas difícil que llevarlo de 120 a 113, incluso de 84 a 77.

Contestar el teléfono el el primer timbrazo cuesta el doble que dejar ir la llamada.

Hacer repostería como se hace en los restaurantes finos es mucho más difícil que hacer brownies en casa.

Generar el diseño de de una página o un volante para que se note que ha sido diseñado por un profesional toma como 10 veces más tiempo que usar una plantilla que Office nos da gratis, y el mensaje es practicamente el mismo.

Pero no. Por supuesto que no. El mensaje no es el mismo.

El último diez por ciento  es la señal que buscamos, es la forma en que comunicamos el cuidado, experiencia y profesionalismo que hemos puesto en cada proyecto. Si todo cuanto estás haciendo es el esfuerzo estándar, lo que obtendrás es la remuneración estándar. La parte difícil es el diez por ciento, claro, incluso el último uno por ciento. Es la parte difícil por que los demás están ocupados haciendo la parte fácil.

El secreto, entonces, es buscar el trabajo ´para el que los demás no consideran digno el esfuerzo. Para eso te van a pagar.

 

(Traducción libre del Blog de Seth Godin)

 

2 comentarios

Entradas populares