Rubas goes to… the DF edition

DSCF5541

Los absolutos son imposibles. No pueden serlo de otra forma.

Así, yo nunca podré vivir en el defectuoso (DF, para sus cuates).

Pero lo adoré. Es una chica que está fuera de mi alcance, con todo y sus defectos. Es esa cara demasiado bella. Que el visualmente lo tiene todo, uno sabe que debería pensar que esta hermosa, que asientes cuando la agregan el la lista de las guapas. Por que lo es. Pero algo no cuadra.

Out of my league, with all her defects. That´s her.

Recorrí una parte del DF, por primera vez a solas, por primera vez en su centro, por primera vez en colectivo y no de pasada en camión/van/avión. Y sabe diferente. Se siente.

El centro del DF sí representa al país, al rancho, a la ciudad, a la metrópoli. Pero en forma de caricatura.

(De hecho creo, mas bien, deduje este fin de semana que la caricatura es la única forma de representación válida en México. Así nos representan los políticos, así cada tránsito se MEMEtiza con el entorno, así funcionan los partidos, el fut, las novelas, los mercados, las playeras, los piratas, los viene viene y LA NOTA ROJA! 

Todo es una caricatura. Por eso Rius va a ser el nuevo México a través de los siglos. Que no es bueno para Rius, ni para México, ni para los siglos venideros.)

Lo demás que podría platicar pasa al terreno de lo anecdótico y no vale tanto la pena. Me llenó los ojos, me molió los pies y (todavía no se por qué) me vació el corazón.

IDF. Ya. Lo dije.

1 comentario

Entradas populares