(10/52) Américo Vespucio. Stefan Zweig


Después de ir a ver "El Gran Hotel Budapest" (sabiendo que había sido escrita y dirigida pensando en la "escencia" de Zweig) y con la referencia de haber disfrutado mucho otras biografías escritas por Mr. Zweig decidí leerme este ensayito sobre el teléfono descompuesto que provocó el bautizo de un continente con el nombre de un señor que no lo descubrió.

Contrario a lo que me enseñaron en la primaria, Don Américo Vespucio sí estuvo en América, no fue solo un cartógrafo teórico, le dedicó un buen de su chamba (al menos tres viajes) a América. Qué el no pidió el nombre, que el que le uso el nombre tampoco lo hizo intencionadamente y que fue amigo de Cristobal Colón.

Como siempre, Zweig, es subjetivo, colorido y sabroso para escribir de las vidas de personajes que parecieran sosos en otros libros, especialmente en los académicos. Aún no llego al Zweig profundo, el imaginativo. ¿Cual será bueno para eso?

**** para Zweig.
Publicar un comentario

Entradas populares