Por fin...

censura

El jueves en la noche borré, por fin, mis cuentas en Facebook y Hi5. La única razón por la que no lo había hecho antes es porque no sabía como.

¿Me estaré haciendo viejo? A lo mejor, porque no entiendo esto de las "redes sociales"... Contar amigos, enviar tests (y no enterarse del resultado), invitar tragos (sin verse ni embriagarse, putacarajomierda), likeness (?), MEDIR LA POPULARIDAD POR CUÁNTOS AMIGOS DICES TENER, etc.

Ya alguien lo dijo:

"LAS REDES SOCIALES SE PARECEN A HACER AMIGOS,
LO QUE MASTURBARSE AL SEXO"

***

Abrieron un cafe (así, sin acento) cerca de la casa, se llama "La Covacha". Por ahora diré sólo que voy a ir hoy , sábado en la noche, con A (en busca de la plática adulta y esclarecedora, yeah!), por que prometen grupo de rock en vivo y por apoyar esta clase de cosas. No es común un café en zonas habitacionales... Ahora que tenga más tiempo iré a profundidad en el tema de por que carecemos de subcentros urbanos o corazones de barrio en las nuevas ciudades (y en las partes nuevas de las ciudades). Pero es un tema serio y extenso, perferiría documentarme y documentar bien el post. Si me sale bonito se la vendo a ArquiTec, la revista de arquitectura local, que si son curiosos, noatrán que no tiene paágina web, XD, que aspiraciones chafas tengo, mejor contacto a los de Enalce.

10 comentarios

Entradas populares